AUNQUE NO USES TU TDC, TE COBRAN ANUALIDAD

174
0
Compartir

 

Te van a Cobrar la Anualidad aunque NO hayas activado tu Tarjeta de Crédito. Si tu decides no usarla, ya sea por que no la activas o porque simplemente no la quieres utilizar, el banco te va a cobrar la anualidad y es perfectamente legal que lo hagan.

UNA EXPERIENCIA…

Una usuaria de tarjeta de crédito de “American Express”, nos comentó que pagó en su totalidad lo que les debía y llamó a la institución bancaria para dar de baja su plástico, pero una empleada del banco, le comentó que no la diera de baja para que siguiera contando con ella, “al cabo si no la usaba en ninguna ocasión, no se le cobraría anualidad” y ella confiada, le creyó. Resultó que le cobraron $1,450.00 de anualidad. Cuando llamó al banco para hacer la reclamación correspondiente, el empleado le explicó: “Siento mucho que mi compañera le haya dado una información errónea, pero mire, es como cuando usted renta una casa o departamento y una o varias noches del mes decide no dormir ahí, pero la renta se llega cada mes y hay que pagarla. Esto es así, usted tiene que pagar la anualidad de su tarjeta”.

La preocupada portadora de esa tarjeta de crédito, desempleada por efectos de la pandemia, consiguió el dinero y tuvo que pagar, dando de baja de inmediato la tarjeta también, pero el banco le seguía mandando correos y se comunicó nuevamente a la institución, donde le dijeron que esos correos tenían como motivo hacerle el reembolso de lo que había pagado de anualidad, puesto que la tarjeta ya estaba dada de baja. Ya pasaron 3 meses y aún no recibe el prometido reembolso, pese a que envió toda la documentación que se le exigió para devolver el dinero. Afirma que puso su queja en la CONDUSEF, pero no ha obtenido respuesta tampoco, debido a que no hay horarios fijos en la dependencia, a causa de la pandemia.

Por eso es de mencionarse: Aún cuando no uses tu tarjeta de crédito, la institución financiera puede cobrarte la anualidad.

LLEGAN COMO REGALO CARO…

Las tarjetas de crédito pueden ser un gran instrumento de ayuda en situaciones difíciles si se saben administrar de forma correcta. Adquirirlas es más fácil ahora, por lo general si tienes tarjeta de nómina en algún banco, te pueden aprobar una línea de crédito sin problema.

Los bancos promueven estas tarjetas a través de llamadas telefónicas donde te dicen que tienes una línea de crédito preaprobada y con solo proporcionar tus datos como nombre y fecha de nacimiento te la harán llegar a tu casa.

INFORMACIÓN A MEDIAS PARA LOGRAR EL OBJETIVO…

Ten cuidado con “las letras chiquitas”. Por lo general, los ejecutivos que te hablan por teléfono no te especifican estas cosas. Un problema al que te puedes enfrentar si no conoces todas las condiciones bajo la cual te la otorgan, es que no sepas si pagarás anualidad por ella.

La anualidad en una tarjeta de crédito es una cantidad que el banco te cobra por el derecho de uso y acceso a la línea de crédito, casi todos los bancos la cobran, pero cada uno maneja sus condiciones específicas, si no sabes si tu tarjeta te cobra este cargo lo mejor es que te comuniques directamente con tu banco.

APLICAN LA “LEY DE JONÁS”…

El compromiso de tener abierta una línea de crédito lo tienes desde que aceptas o firmas algún contrato. Algunos bancos te cobran esta anualidad sólo por tener el plástico, es decir, por ser propietario de la tarjeta. Estar al tanto de la vigencia que tenga, es importante para que te des una idea de cuándo podrían cobrarte la anualidad.

LOS SISTEMAS DE PAGO…

Existen diversas formas de cubrir la anualidad:

EN PAGOS: Se refiere a que la anualidad se te puede cobrar en varias partes, algunos bancos te dan la opción de hasta tres.

CONDICIONADA: Ciertos bancos no te cobran anualidad si cumples con equis condiciones, algunas pueden ser si utilizas la tarjeta un determinado número de veces o si tus compras ascienden a una cantidad determinada por ellos.

En caso de que hayas recibido una tarjeta de crédito que no solicitaste, es importante que te comuniques de manera inmediata al banco para aclarar la situación y de ser necesario cancelarla al instante, para evitar que te cobren algún concepto.

Muchas personas dejan pasar este tipo de situaciones pensando que tener una tarjeta de crédito sin usarla no les traerá ningún problema, pero esto no es así. Si pasa algún tiempo y decides cancelarla, podría ser que le debas al banco el concepto de anualidad.

Debes tomar en cuenta que tener este tipo de deudas, aunque sean pequeñas, puede afectar tu historial crediticio. Es importante que estés al pendiente de las fechas de apertura de todas las líneas de crédito que tengas, para evitar gastos extras y momentos desagradables. R/90