Compartir

 

Sábado 2 de Febrero, 2019. 2:43 a. m. (Nora Hernández).- Si en tu rebanada de rosca de Reyes encontraste el “muñequito”del Niño Dios, seguramente ya estás preparándote para ofrecer tamales hoy, el mero “Día de la Candelaria”, fecha que marca el fin de la temporada navideña.

La tradición se celebra cada 2 de febrero, pues es cuando los padres de Jesús lo presentaron en el Templo siguiendo la tradición Judía.

Gisela Von Wobeser, emérita del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, asegura: “Las costumbres religiosas suelen transformarse y muchas de ellas no desaparecen, porque están asociadas a prácticas y costumbres populares, como la comida, la música y la vendimia. Un ejemplo es la celebración del Día de la Candelaria. Los tamales son una tradición gastronómica en nuestro país, están hechos de maíz y tienen gran importancia culinaria. También los hay en otras partes de América, pero aquí tenemos la mayor variedad y se notan mucho las diferencias entre los tamales que se preparan en Monterrey, Sonora, Michoacán, Oaxaca o Puebla. Es una maravilla que haya un día del año en el que todos los mexicanos los podemos comer y disfrutar”, dijo.

El origen del Día de la Candelaria es religioso: Se festeja la presentación del niño Jesús en el templo. Es toda una fiesta popular muy esperada, porque implica la tamaliza del 2 de febrero que habrán de invitar quienes tuvieron la fortuna de encontrar al Niño en la Rosca de Reyes.

En esta fecha se lleva a cabo la “levantada” del Niño Jesús del pesebre para “vestirlo”, llevarlo a bendecir y guardarlo hasta la próxima Navidad.

Con esto, empieza la ruta católica, la Cuaresma y el Miércoles de Ceniza, que conduce directo a la Semana Santa.

La palabra “candelaria” proviene de candela: vela; por lo tanto, su significado está asociado a la luz. La fiesta de la Candelaria se originó en Oriente, durante los primeros años del cristianismo.

Von Wobeser, indica que en México es costumbre que las personas que “acostaron” al niño Jesús en Navidad lo vistan y lo lleven al templo el día 2 de febrero, para que sea bendecido. Con esto, consideran que “el hogar se llena de luz”.R/90

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here