TURISMO

TURISMO EXCLUYE A DISCAPACITADOS

– De 440 playas que hay en México, sólo 14 son incluyentes.
– Se espera que para el año 2050, el número de personas con más de 60 años alcance el 20% de la población mundial, lo que pone de manifiesto la necesidad de que la accesibilidad sea tema de presente y futuro en nuestras vidas.
En México hay 6,179,890 personas con algún tipo de discapacidad, lo que representa 4.9 % de la población total del país. De ellas 53 % son mujeres y 47 % son hombres, según el INEGI.
No hay datos oficiales sobre cuántas de ellas o ellos viajan ni en qué condiciones lo hacen, pero sí es evidente que en realidad son muy pocos los destinos de turismo incluyente, por lo que estas personas pagan hasta 30% más de lo que costaría normalmente y casi nunca pueden acceder a las playas; no hay suficientes habitaciones hoteleras adaptadas a sus necesidades ni tampoco personal capacitado para atenderles.
El artículo 72 de la LEY GENERAL PARA LA INCLUSIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD, menciona que es la Secretaría de Turismo (SECTUR) la que debería “establecer programas y normas que promuevan el uso y disfrute de los servicios turísticos en condiciones de accesibilidad a las personas con discapacidad”.
Las personas que padecen alguna discapacidad le batallan, pues el país no tiene la infraestructura para facilitar acceso y movilización a sitios públicos, los museos en esta Ciudad de Monterrey, por ejemplo. En los aeropuertos de larguísimos pasillos, ni una banca que pueda servir de descanso para seguir avanzando luego, se ve. Ni los inmuebles públicos del gobierno federal lo hacen: de cada edificio sólo 10% de sus instalaciones está adaptado para este sector.
En las playas existen grandes obstáculos como las montañas de arena para poder ver de cerca y estar en el mar. Los empresarios deberían adecuar sus instalaciones para que las personas con discapacidad puedan acceder.
Los viajeros con discapacidad son segmento de turismo muy desaprovechado. Se trata de un mercado de mil millones de personas a nivel mundial.
Los turistas con alguna discapacidad rompen la temporalidad. No viajan en los meses de vacaciones. Esperan la baja afluencia para adquirir paquetes de 3 a 4 días de estancia.
En algunos lugares de Quintana Roo, sobre todo en Cancún y la Riviera Maya, ya cuentan con la infraestructura necesaria en sus hoteles para atender a turistas con discapacidad, pero no se sabe con exactitud cuántos prestadores de servicios son.
LA PRIMERA PLAYA MEXICANA INCLUYENTE
Se encuentra en Playa del Carmen y presuntamente replicará este modelo en Laguna de Bacalar, Cancún, Cozumel, Isla Mujeres y Majahual.
Y SURGIERON OTRAS MÁS…
Son tan pocos los destinos turísticos accesibles en nuestro país que se pueden contar con los dedos de las manos: Cuastecomates, (Jalisco); Playa Delfines y Playa Las Perlas, (Cancún); Playa Caribe, en el municipio de Solidaridad; Bahía Papanoa, (Guerrero); Playa Bonita y Playa Puntilla y (Campeche); Playa La Entrega.
SOL, ARENA E INCLUSIÓN EN OTROS PAÍSES
Las playas inclusivas son un modelo que ya existe en países como Estados Unidos (Charles Mears State Park, en Michigan), España (Arona, en Tenerife, así como en Cataluña y Valencia), Francia (Nimes, en Gard), Perú (Punta Negra y Miraflores, en Lima) y Chile (Frutillar, en la Región de Los Lagos), entre otros. La de Playa del Carmen fue la primera en su tipo en México para personas con discapacidad. No tiene boyas acuáticas sonorizadas para guiar a bañistas ciegos, como ocurre en Francia. Pero a turistas con problemas de movilidad les es menos difícil salir de vacaciones, ejercer su derecho al ocio. Y tal vez muy pronto un paisaje de sol, arena, mar y sillas de ruedas también podrá ser típico día de playa en nuestro país.
Del 18 al 23 de enero del 2023, se celebrará en Madrid la Feria Internacional de Turismo (FITUR) donde se tratarán múltiples asuntos relacionados con este sector. Uno de los temas, será el del turismo accesible, cómo mejorarlo y potenciarlo. España es país de referencia en el sector turístico.
El Observatorio de la Accesibilidad de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), explica: “La accesibilidad es la cualidad de fácil acceso para que cualquier persona, incluso aquellas que tengan limitaciones en la movilidad, comunicación y entendimiento, pueda llegar a un lugar, objeto o servicio”. Entre los diversos tipos de accesibilidad, destacan los siguientes:
Accesibilidad arquitectónica, Accesibilidad urbanística, Accesibilidad en el transporte, Accesibilidad en la comunicación, Accesibilidad electrónica.
Durante muchos años se pensó que la mejora de la accesibilidad sólo se refería a la mejora del acceso a entornos físicos (barreras arquitectónicas y urbanísticas), hoy podemos hablar de la accesibilidad universal.
Según la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), (ONG sin lucro fundada en 1980), “la accesibilidad se trata de aquella condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad, comodidad y de la forma más autónoma y natural posible”, aadoptando una dimensión preventiva y amplia, generalizable a todo tipo de espacios, productos y servicios que busca cumplir el principio de igualdad de oportunidades para todos las personas. Para muchas de las organizaciones que defienden los derechos y oportunidades de las personas con necesidades especiales, “la accesibilidad es fundamental para un 10% de la población, para un 40% es necesario y para el 100% es confortable. La accesibilidad es un tema que nos concierne a todos.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de mil millones de personas viven en todo el mundo con algún tipo de discapacidad, lo que supone alrededor del 15% de la población mundial.
Según datos del Instituto Iberoamericano de Turismo Inclusivo, de las 440 playas que hay en México, solo catorce son incluyentes. La primera playa que abrazó la inclusión a nivel nacional fue Cuastecomates, Jalisco, en 2016. Desde entonces otras pocas han ido sumándose, como playa Fundadores en Quintana Roo, Progreso en Yucatán, El Coromuel en Baja California Sur o las bahías de Papanoa y playa Quieta en Guerrero. Estos destinos cuentan con sillas anfibias para que las personas con discapacidad motriz se metan al agua, zonas de palapas con rampas, guías de ubicación táctil en braille, restaurantes, hoteles y estacionamientos acondicionados para ellas.
Difícilmente hay señalizaciones en braille para las personas ciegas en aeropuertos, terminales de autobuses y hoteles. Lo mismo sucede con quienes son sordos. Pocas veces se encuentran con alguien que se comunique con ellos a través de la lengua de señas mexicana. La publicidad de los tours tampoco es accesible para la gente que no ve, no escucha o tiene alguna discapacidad intelectual. Todas estas personas han sido y son hasta ahora invisibles a los ojos de la industria turística. R/90
Domingo 23 de julio 2022.
6:15 a.m.
Mary Tovar R/90
Related posts
TURISMO

LA "VENECIA MEXICANA" SÍ EXISTE

  Se llama “Mexcaltitán” es pueblo mágico y uno de los lugares más…
Leer más
TURISMO

CAE TURISMO EXTRANJERO EN MÉXICO

El país está a 8.9 millones de viajeros lejos de alcanzar el número de turistas foráneos que…
Leer más
TURISMO

VUELVEN TURISTAS A TEOTIHUACÁN

Viernes 26 de febrero, 2021. 9:09 a.m. nacionales. (Nora Hernández).- El 18 de Diciembre del 2020…
Leer más